CODIGO BODEGA
La CUEVE
JS MOTORS
DEM MASTER POLLO

¿Qué tan preparada está la Gran Manzana para un probable rebrote del COVID-19 en el otoño?

Si en algo hay consenso en Nueva York, en medio de la apaciguada pandemia del coronavirus, es que una segunda ola de infecciones podría registrarse en este próximo otoño. Ante este pronóstico, algunos funcionarios electos ya empiezan a mostrar algunas “recetas” para aminorar el impacto de un rebrote del virus, que nadie puede adelantar si será igual o peor que la pesadilla que vivieron los neoyorquinos entre marzo, abril y mayo.

 

El concejal de El Bronx Ritchie Torres puso esta semana sobre la mesa una propuesta de cinco leyes que crearían una oficina dedicada al manejo de pandemias, entre otros medidas, para “enmendar la respuesta de la Gran Manzana” al brote de coronavirus.

“Luego de los hechos tan lamentables que vivimos en la ciudad con el COVID-19, debemos estructurar una respuesta no solo a un probable rebrote, sino a la amenaza de otras pandemias en el futuro. Debemos aprender esta dura lección”, expresó Torres.

Si bien la respuesta de la Gran Manzana, que se convirtió en el epicentro nacional de la pandemia, se basó principalmente en el Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH), la corporación de hospitales públicos NYC Health + Hospitals y la Oficina de Manejo de Emergencias (OEM), el concejal aseguró que es vital tener un esfuerzo centralizado en el futuro.

“La preparación para una pandemia no solo afecta al Departamento de Salud, afecta todos los aspectos del Gobierno de la cCiudad. Es una movilización global”, aseguró.

NYC lo puede hacer mejor

Esta propuesta de leyes, que se presentará la próxima semana en el Concejo Municipal, se discutirá tras revisiones y controversias sobre la respuesta inicial de las autoridades de la Ciudad y el Estado ante el avance de la infección viral, desde el pasado 1 de marzo.

En el paquete se incluye una medida que prohibiría automáticamente las reuniones masivas una vez que se declare una emergencia de salud pública en la ciudad, además se requeriría que el nuevo departamento celebre reuniones públicas diarias durante los brotes y que la OEM realice simulaciones y modelos estadísticos para enfrentar los escenarios de infecciones masivas.

Torres, adicionalmente propone dar carácter de ley al diseño de una aplicación móvil que permita a los neoyorquinos, especialmente a las comunidades más vulnerables, encontrar bancos de alimentos y detalles de los productos que disponen.

“Tengo la certeza que aquí podemos hacerlo mejor. Las amenazas de pandemias siempre han estado en la historia”, puntualizó el político de El Bronx.

¿Estamos mejor preparados?

Ante el escrutinio de algunos periodistas sobre la capacidad de la Ciudad de responder a una segunda ola de contagios, el alcalde Bill de Blasio respondió: “Sí. Estamos completamente mejor preparados”.

El mandatario municipal, quien en público mostró pocas diferencias con el gobernador Andrew Cuomo sobre el cierre de la economía y de espacios públicos, entre otras medidas, expresó que “tuvimos que aprender a través de una experiencia dolorosa”.

“Ya contamos con un plan de juego, si nos enfrentamos a un resurgimiento. Sabemos cómo expandir la capacidad hospitalaria y reforzar las restricciones en términos de asegurarnos de que la enfermedad no se propague. Pueden surgir nuevos desafíos pero tenemos un mejor conocimiento del virus”, dijo De Blasio.

La Gran Manzana que se encuentra en la Fase 4 de reapertura económica, llegó a reportar durante abril picos de 590 decesos diarios asociados con el COVID-19, con hospitales colapsados y trabajadores esenciales quejándose por la falta de equipos mínimos de seguridad.

El pasado domingo 19 de julio se vivió la primera jornada con cero muertes, desde que el virus empezó a castigar a la ciudad.

Pero en medio de la reducción abismal en el número de casos y muertes, los meses de calor y la reapertura económica también han mostrado muchas evidencias de que no todos están respetando el distanciamiento social. Este factor, aunado a la posibilidad de que vengan casos importados de otros estados que viven actualmente una fase aguda de la pandemia con alzas de contagios y muertes, son las claves de una probable “vuelta de la pesadilla” en los próximos meses.

En sus propias palabras, el Alcalde ha mostrado claridad en la posibilidad de que si existiera “un retroceso” sería inevitable nuevos cierres económicos, como ha sido la tendencia en otras ciudades del país y del mundo aquejados por el COVID-19.

“Espero que no sea así. Aunque ahora tenemos nuevas armas que no teníamos en marzo que es el cuerpo de pruebas y rastreo. Ese es un factor X a nuestro favor ahora, si tenemos que enfrentar con un resurgimiento”, precisó el mandatario.

“No podemos volver a pasar por esto”

Entre tanto, el gobernador Cuomo tampoco ha negado el escenario de un rebrote en el estado.

El mandatario estatal anunció que se creó un consorcio con siete estados del noreste del país para invertir $5,000 millones en productos de protección personal, pruebas, respiradores artificiales y otros equipos.

“El principal objetivo es que todos los hospitales cuenten con equipo, sin necesidad de movilizar de un lado a otro. No podemos volver a pasar por esto”, enfatizó.

Asi mismo, esta semana la Asociación de Enfermeras de Nueva York (NYSNA) dejó claro que de acuerdo a sus perspectivas, después del verano se vendrá otro pico alto del coronavirus.

“Lo que está pasando en otros estados se replicará aquí. Como trabajadores de la salud no tenemos dudas de ello. Por eso queremos llamar la atención a las autoridades. No queremos vivir lo mismo,  por falta de protección y sin posibilidad de atender a miles de pacientes en las emergencias”, aseveró Yury Sheredam, presidente de NYSNA.

Proyecto “Torres” para enfrentar pandemias:

  • Aplicación de entrega de alimentos pandémicos: requerirá la creación de una aplicación móvil para facilitar la entrega de alimentos de las agencias de la ciudad a familias e individuos con inseguridad alimentaria. Al comienzo de la pandemia había mucha confusión sobre dónde obtener comida y muchos problemas con la entrega de alimentos.
  • Prohibición de reuniones masivas: este proyecto de ley prohibirá que ocurran reuniones masivas una vez que DOHMH declare una emergencia de salud pública.
  • Protocolos y respuesta: Requiere que DOHMH brinde informes públicos diarios sobre el monitoreo y la respuesta del departamento a una enfermedad altamente transmisible.
  • Simulaciones de brotes: Requerir que el OEM use simulaciones internas y modelos estadísticos para preparar planes de emergencia.
  • Oficina de preparación para pandemias: Para revisar todos los planes que las agencias de la Uiudad desarrollen para estar preparados para las pandemias. Esta unidad deberá contar con el resplado de representantes de instituciones académicas, la industria de la salud y expertos en planificación de enfermedades infecciosas y desastres.

 

 

 

 

 

Fuente.-https://eldiariony.com/

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

OMAR DENTISTA
AGUA ROSA
FLEXFINEX